La opción sexual en la amistad

Los tiempos han cambiado y ahora más que nunca es común ver a grupos de amigos con diferentes opciones sexuales que conviven sin más problemas

Lo curioso de los grupos de amigos con diferentes opciones sexuales es que normalmente están delimitados a compartir las mismas tendencias (grupos de homosexuales, lesbianas, bisexuales, entre otros). Aquí es cuando surge el dilema de muchos conservadores, quienes ven este tipo de relaciones con negación y repudio. ¿Es posible entablar una linda amistad con un amigo gay o una amiga lesbiana?

Si tenemos en cuenta que la verdadera amistad no puede estar sujeta a condiciones preferenciales, políticas, culturales y religiosas, entonces es fácil deducir que la misma premisa debería aplicarse en el caso de las tendencias sexuales.

Es posible mantener una linda relación amical con un amigo homosexual siendo usted heterosexual. Sin embargo, todavía existe una buena cantidad de personas que se sienten abrumados por esta idea, convencidos que la convivencia sólo genera malinterpretaciones y pone en duda la virilidad del hombre o la feminidad de la mujer.

La opción sexual en la amistad

En cualquiera de los casos, los amigos con otras preferencias sexuales no tienen por qué ser un motivo de vergüenza o discriminación, especialmente cuando la relación nace de la espontaneidad de los dos. Ser amigos de una persona homosexual no significa que también lo seremos. Las definiciones de la identidad tampoco tienen que entrar a tallar cuando cada quien está seguro de lo que siente y prefiere.

Si tienes un amigo con una tendencia sexual contraria a tu forma pensar, puede que ya sea hora de considerar nuevos conceptos en tu estilo de entender la amistad.