¿Cómo superar la partida de un amigo?

No es fácil superar la partida de un amigo, especialmente cuando existe un vínculo de varios años. Pero se puede lograr siguiendo ciertas pautas

Por muchas que sean las razones, es importante estar preparado para decir adiós y disfrutar el tiempo previo a la partida definitiva.

En las relaciones amicales y sentimentales sabemos que todo comienzo tiene un final. La naturaleza de la vida forma parte de un ciclo que tiene su punto de partida, como en el caso de la separación y el distanciamiento entre amigos.

No es fácil asumir que dos amigos deberán poner a prueba su relación a raíz de un inesperado viaje de estudios o estadía en otro país. Prácticamente la distancia hará imposible los encuentros tradicionales para tomar el café, entablar largas conversaciones y disfrutar de una serie de interacciones sociales que hacen de la amistad una experiencia enriquecedora.

A pesar de lo trágico que pueda resultar la partida de un amigo, es importante valorar el tiempo que resta para vivirlo intensamente. Se trata de una especie de ultimátum previo a la separación que se puede convertir en una buena razón para divertirse y consolidar la amistad hasta un nuevo retorno.

¿Cómo superar la partida de un amigo?

Aunque es impredecible definir un posible reencuentro (especialmente si el viaje es indefinido), recuerda que la verdadera amistad perdura con el paso de los años, y se mantiene vigente en la memoria de los buenos amigos. Así, cuando tiempo después surja un primer encuentro, comprobarás que la confianza y el cariño se mantienen estables como si el tiempo nunca hubiese pasado.